Las elecciones de Estados Unidos y el Papa Francisco

 

John Jeremiah Sullivan:

 

Santo Padre, como usted sabe, en los Estados Unidos se está acercando el fin de una larga campaña presidencial, muy dura, que ha recibido mucha atención de todo el mundo. Muchos católicos americanos y personas de conciencia tienen dificultades para escoger entre los dos candidatos, uno de los cuales se aleja de algunos aspectos de los enseñamientos de la Iglesia y el otro ha hecho declaraciones que denigran a los migrantes y a las minorías religiosas. ¿Qué consejo da a los fieles de Estados Unidos?

 

Papa Francisco:

 

Me hace una pregunta en la cual describe una elección difícil porque, según usted, hay dificultades tanto en el uno como en el otro. En campañas electorales yo nunca digo ni una palabra. El pueblo es soberano y yo solamente diré: estudia bien las propuestas, reza y elige en conciencia. Después, saliendo del problema, voy a una ficción -un caso imaginario- porque no quiero hablar del problema concreto. Cuando sucede que en un país cualquiera existen dos, tres, cuatro candidatos que no resultan satisfactorios, significa que la vida política de aquel país tal vez está demasiado politizada pero no tiene mucho cultura política. Y una de las tareas de la Iglesia y de la enseñanza en las facultades es justamente enseñar a tener una cultura política. Existen países -yo pienso en América Latina- que son demasiado politizados pero no tienen cultura política: son de este partido o de aquel otro, o de aquel otro, pero efectivamente, sin un pensamiento claro sobre las bases, sobre las propuestas.